DRS Ingeniería y Gestión

Continúa la controversia por proyecto de ley de glaciares mientras el cobre se proyecta al alza en el corto plazo

Mientras la comisión de Minería y Energía del Senado continúa analizando los pormenores del proyecto de ley de protección de glaciares presentado por el senador Guido Girardi, la industria sigue manifestando su disconformidad ante las múltiples restricciones que éste implicaría. Desde la Sonami reiteran esta semana que no comparten el contenido actual del proyecto y que lo consideran contrario a los intereses del país.

Por su parte, Cochilco dio a conocer su Informe Semana del Mercado Internacional del Cobre, en el que se consigna que el pasado viernes el precio spot del metal se situó en cUS$314,2 la libra, mostrando un alza de 5,8 centavos de dólar respecto del viernes 6 de noviembre (+1,9%).

El buen comportamiento del precio del metal se relaciona con el hecho que el lunes, los laboratorios Pfizer y BioNTech informaron que lograron una efectividad del 90% de inmunidad en los ensayos de fase 3 de una vacuna contra el Covid-19. 

También, el fin de semana previo, se confirmó que Joe Biden obtuvo los votos electorales necesarios para ser proclamado como presidente electo de Estados Unidos. Ambos eventos generaron el optimismo de los inversores, impulsando el precio del metal rojo. Por una parte, aumentó la probabilidad del desarrollo de una vacuna efectiva en el transcurso de la primera parte de 2021 y por otra, se anticipa que el plan económico de la nueva administración favorecería la tendencia de depreciación del dólar.

El lunes pasado el precio alcanzó el máximo anual del presente año con cUS$319,1 la libra, el mayor nivel en dos años. En tanto, el precio promedio de 2020 llegó a cUS$271,2 la libra. Actualmente, el mercado presenta un déficit de metal inducido por la caída de la producción mundial en la primera parte de 2020.

En tanto, la demanda aparente de China se mantiene sólida respaldada por el impulso del sector manufacturero y una fuerte acumulación de inventarios. Esto último inducido, en parte, por las expectativas de aumento del consumo de metales que se deriva del reciente Plan Quinquenal de China para 2021, pero también por el riesgo de suministro en el corto plazo ante una eventual segunda ola de contagios por Covid-19 en los principales países productores.

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, envió una carta al titular de la Comisión de Minería y Energía del Senado, Rafael Prohens, para manifestar la “creciente preocupación” de la industria por el tenor que ha tomado la discusión del proyecto de ley de glaciares, que analiza esa comisión y que está pronto a ser votado.

En la misiva, compartida también al resto de los integrantes de la comisión, el directivo precisa que el sector participa de la preocupación por la protección de los glaciares, “pero con la misma convicción debemos señalar que no compartimos el contenido actual del proyecto de ley y que lo consideramos contrario a los intereses de nuestro país”.

Al analizar contenido del proyecto, Hernández señaló que la iniciativa establece prohibiciones generales para la realización de actividades productivas en -o cercanas a- zonas que pudieren ser calificadas como glaciares, ambiente periglaciar o permafrost (suelo congelado), “tratando genéricamente y de una misma manera a todas esas crioformas, las que tienen características, relevancia y una función ecosistémica totalmente diversas. Incluso el proyecto de ley se encarga de prohibir -también genéricamente- toda actividad minera en ambientes periglaciares, sin atender a la ubicación o condiciones particulares del mismo ni a la actividad que se busca realizar” 

Según detalló la minera estatal en un comunicado, la continuidad ahora contempla la extracción de mineral desde la fase 49, proceso que durante 2021 podrá coexistir junto a la operación de la mina subterránea, que también presenta positivos rendimientos en su ramp
up. De esta forma, en la mina rajo seguirán funcionando los equipos de carguío y extracción de mineral, así como los servicios de mantenimiento y apoyo a la producción.

El presidente ejecutivo, Octavio Araneda, explicó en el escrito que “durante este año, y a pesar de las complicaciones de la pandemia, la hoja de ruta de la transformación sigue intacta. Hemos impulsado y alcanzado nuevas formas de operar, lo que se ha traducido, en el caso de Chuquicamata, en un equipo del rajo que se adaptó, aspiró a más y buscó la mejora continua”. “El compromiso de los trabajadoras y trabajadores de esta área da cuenta de que poner la excelencia operacional entre los objetivos prioritarios tiene consecuencias positivas concretas”, agregó el máximo ejecutivo de la cuprífera.

La situación de la inversión minera en Argentina, Brasil, Perú y Chile, fueron las temáticas que el pasado jueves se abordaron en el Congreso Internacional de Expomin.

En la oportunidad, el director de Estudios de Cochilco y Políticas Públicas, Jorge Cantallopts se refirió a las perspectivas de inversión en minería en Chile para el mediano y largo plazo. En ese sentido sostuvo que “la cartera de inversión minera en Chile al año 2029 suma US$ 74 mil millones, de los cuales cerca de US$ 9.400 millones se podrían materializar durante el año 2021”. El director de Estudios de Cochilco dijo que para el mediano y largo plazo las perspectivas para el cobre son positivas. Señaló que “para 2021 se prevé una menor demanda de China y una mayor oferta global, sin embargo, el  precio será ligeramente superior que este año”.

Desde Argentina, Emilio Toledo, director de Análisis y Desarrollo de Proyectos de Inversión detalló que el país trasandino tiene “34 proyectos con diferentes etapas de avance, con una inversión proyectada de US$ 903 millones” . Y agregó que “con esta cartera de proyectos más avanzados, se considera que las exportaciones se puede triplicar en un lapso a 10 años con minerales Cobre, Litio y Oro”.

Flavio Ottoni, presidente Instituto Brasilero de Minería (IBRAM), afirmó que en su país, “en 2019 la producción brasileña alcanzó las mil toneladas” donde el Hierro tiene la mayor participación, seguido por el oro”. Y destacó, que estiman que “la inversión estará en torno a
los US$ 37 mil millones” 

La minería 4.0 permite mayor eficiencia, integración y seguridad en la salud de los trabajadores, pero también más exposición a ciberataques. Por ello, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, lanzó un plan estratégico de ciberseguridad para la industria minera, que busca reforzar los sistemas informáticos, enfrentar de manera conjunta las amenazas y ataques en el sector, así como tener protocolos de  respuesta.

El plan, anunciado en la feria Expomin Virtual 2020, pone a disposición de las empresas mineras el apoyo y la experiencia técnica especializada del Equipo de Respuesta ante incidentes de seguridad Informática, CSIRT, del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, para enfrentar y gestionar adecuadamente este tipo de amenazas.

Todos los derechos reservados 2020 @Drs Ingeniería