DRS Ingeniería y Gestión

Ficha técnica a las modernas camionetas que ha implementado DRS en Quebrada Blanca 2

La industria minera se caracteriza por poner la seguridad de cada uno de sus colaboradores en primer lugar, contando con estándares que suelen ir por sobre el promedio para una faena de construcción y que sin duda significan un gran desafío para quienes buscan familiarizarse con estas actividades.

En este sentido, DRS Ingeniería y Gestión ha implementado medidas de seguridad de vanguardia en el proyecto minero Quebrada Blanca 2, una de las operaciones de cobre más grandes del mundo, en el cual participa a través de su cliente Transelec, llevando a cabo la Inspección Técnica de Obras (ITO) y el Gerenciamiento(PMO) para la administración y control de la construcción del sistema de transmisión eléctrico que alimentará a la mina.

Camionetas Inteligentes

“En el proyecto QB2 tenemos 24 camionetas 4×4 tipo pick up desplegadas y dispuestas a recorrer desde la cota 0 en Puerto patache al nivel del mar, hasta la cota 4.300 donde se encuentra la mina, tramo en el cual se considera la instalación de 440 torres de transmisión”, explica Arturo Rengifo, Jefe de Unidad de Energía de DRS. Cada una de estas camionetas cuenta con lo siguiente:

Mobile Eye: 

Sistema avanzado de asistencia al conductor que funciona como un sensor de somnolencia. Este software analiza al chofer para memorizar, a través de tecnología de machine learning, sus patrones de parpadeo en un estado normal de vigilia, para así desplegar una alerta siempre que éste no se encuentre apto para conducir por cansancio.

Copiloto virtual (tablet): 

Indica variables como zonas de descanso, detenciones, consumo de combustible, control de las velocidades, alertas por botones de pánico, entre otras. Antecedentes que son entregados al jefe de flota directamente en su computador en tiempo real. Esto junto con alertar al conductor sobre cualquier irregularidad en el camino, curvas peligrosas y más.

Barras antivuelco: 

Evitan la deformación de la cabina ante condiciones de volcamiento, considerando para ello el modelo y peso del vehículo.

Cilindrada: 

Mínima de 2.400 cc con turbo alimentador para los motores Diesel. Potencia mínima 150 HP.

Botiquín:

De primeros auxilios de acuerdo con estándar PRI-001.

Cuñas:

Los vehículos deben contar con dos cuñas de poliuretano de alta densidad, fijadas con piolas de acero y montadas en atriles que impidan ser suspendidas mientras el vehículo transita.

Baliza estroboscópica:

Los equipos y vehículos que se encuentren en el área de la concentradora y en donde la operación requiera 
por razones de mejor visibilidad deberán contar con una baliza estroboscópica, desmontable o fija, con 
fijación magnética al techo, de 165 mm de diámetro en su base, color ámbar.

GPS:

Sistema de geolocalización que indica en tiempo real la ubicación de la camioneta y quién la está utilizando.

Sensores:

El vehículo cuenta con sensores de proximidad y velocidad. Si el profesional a cargo sobrepasa los 100 km/h recibe una amonestación, de igual forma éstos indican si la camioneta sobrepasa la línea que divide los carriles de la carretera.

“Al incorporar estas tecnologías hemos logrado minimizar la subjetividad en las medidas de prevención. Que la resolución a tomar ante una problemática no quede sólo en la decisión del conductor, sino que haya un criterio unificado y además recomendaciones provistas por las herramientas incorporadas. Todo esto con el objetivo de proteger y apoyar a nuestros
colaboradores. Por supuesto todos quienes operen uno de estos vehículos reciben las capacitaciones, inducciones y credenciales correspondientes para manejarlos en ruta”, destaca Rengifo.

Todos los derechos reservados 2020 @Drs Ingeniería