DRS Ingeniería y Gestión

Macul crece como polo inmobiliario gracias a proyecto supervisado por DRS

Drs macul

En la medida que Santiago ha ido experimentado el crecimiento demográfico más grande de los últimos años, nuevas comunas han emergido como polo  inmobiliarios relevantes, abriendo oportunidades para la consolidación de barrios y ejes que llaman la atención de diferentes perfiles de clientes que buscan departamento. De esta manera surge el Proyecto Urbano Park en la comuna de Macul, para el cual DRS Ingeniería y Gestión realiza la Inspección Técnica de Obras (ITO).

“Macul se presenta como una atractiva alternativa a nivel de conectividad y definitivamente estaremos viendo una mayor oferta en el futuro. De esta forma, el proyecto Urbano Park responde a la necesidad de aportar con centros habitacionales funcionales, incorporando facilities, áreas verdes y zonas de esparcimiento para las familias que requieran tener mayores actividades indoor, lo cual es lo más recomendable en el contexto sanitario en que nos encontramos”, destaca Gonzalo Muñoz, Inspector Técnico de DRS en la obra.

Es más, de acuerdo a un estudio de la consultora inmobiliaria Colliers, para el período 2018-2022, la comuna está en el top tres de las que concentrarán la mayor cantidad de unidades en venta en la capital.

El Proyecto La obra se emplaza en el terreno ubicado en Avenida Vicuña Mackenna nº 3150, comuna de Macul y contempla una superficie superior a los 125.000 m2. Allí se construirán un conjunto de cuatro edificios de 20 pisos más un piso mecánico (sala de calderas) sobre terreno y 3 niveles subterráneos. Considerando viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

“Antiguamente los proyectos consideraban mucho la piscina o un gimnasio, aquí ya tenemos oficinas, lavanderías, espacios para mascotas, estacionamientos para autos eléctricos, comercios, entre otros, facilities que no sólo hacen atractivo este proyecto enfocado a la renta, sino que también serán un aporte para la comunidad en que se encuentran”, aprecia Muñoz.

Sello DRS Para la primera etapa del proyecto, los servicios entregados por DRS estarán a cargo de un inspector técnico de obras y un coordinador, quienes controlarán los aspectos técnicos, administrativos, legales y financieros de la obra contratada.

Una vez iniciada la etapa 2, que considera las siguientes torres (B, C y D), se incorporarán otros profesionales a la inspección técnica, formando así un equipo de 3 ITO para el proyecto. Además, según los requerimientos de la obra, podrán incorporarse profesionales del área de especialidades, para la revisión y control de instalaciones eléctricas, clima y seguridad, sanitarias, entre otras.

“El proyecto tiene una recepción municipal parcial, por lo que vamos a armar un equipo para ir gestionando las distintas etapas. Vamos a tener faenas en obra gruesa y faenas en terminaciones. De hecho, es muy probable que un edificio ya esté terminado y entregándose, mientras estemos en excavaciones en otra de las torres. Esa coordinación va a ser un gran desafío, el cual podremos afrontar gracias al know-how de la empresa y sus profesionales”, explica Muñoz.

Tecnología de gestión de gran envergadura En un proyecto tan grande, es normal que cada una de las entidades que participa tenga sus propias plataformas digitales, esto puede significar un gran desafío a la hora de coordinarse. “Evidentemente nos hemos visto en la necesidad de unificar estas plataformas para que así no se nos repitan los informes, entre otras cosas que simplemente nos hacen perder HH”, explica Muñoz.

Para evitar esto, principalmente para lo que será la etapa 2 del proyecto, se ha decidido utilizar la metodología BIM a través de un software llamado BIM 360.

“Es una sola plataforma donde van a estar integrados todos los participantes del proyecto: constructora, inspectores técnicos, mandante, proyectistas, calculistas, entre otros. Todas las gestiones internas que antes se hacían por papel o correo, se realizarán mediante esta plataforma. Por ejemplo, las típicas RDI o consultas de dudas que surjan, llegarán de manera instantánea a quien le corresponda”, detalla el ITO.

Esta tecnología además proporciona la ventaja de contar con una trazabilidad en tiempo real, permitiendo que los cambios que se hagan en el proyecto queden implementados en el momento, tanto en los planos 2D como en el modelo 3D.

“Esto es un enorme avance, pues al final de la obra vamos a contar con los planos Asbuilt de manera inmediata, que es una de las falencias más comunes de las constructoras, pues cuando uno termina la obra se demoran meses en generarlo, ya que es necesario recoger todo el historial y pasar por la revisión del ITO donde siempre surgen irregularidades”, destaca Muñoz.

Todos los derechos reservados 2020 @Drs Ingeniería