DRS Ingeniería y Gestión

Precio del cobre se acerca a los US$4 la libra: ¿qué tan sostenible es este nuevo “rally”?

La principal exportación de Chile se transó en el mercado internacional en US$3,995 la libra, que se compara con los US$3,92 del pasado jueves. Se trata del valor más alto del metal rojo desde el 28 de febrero de 2012. En lo que va de este año, el precio promedio del metal rojo ha sido de US$3,659 la
libra.

Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), destaca que tras esta alza se encuentra “el exitoso avance de los procesos de vacunación a nivel mundial”, lo que ha generado expectativas de una recuperación económica anticipada para este año, y que se suma a cifras consistentemente altas de consumo de cobre en China. “Adicionalmente, estos últimos días también han estado marcados por la particular celebración del año nuevo lunar de China, que solamente se acotó a un par de días, que contrasta con las semanas de celebración de los años anteriores”, puntualiza.

En el actual escenario, surge la inquietud respecto de si nos encontramos ante un nuevo súper ciclo del cobre, y cuánto más podría seguir subiendo su precio.

En la visión de Eric Medel, analista de Mercado e Industria de la consultora Plusmining, “en contextos de alta volatilidad, como los que vivimos actualmente, no es sencillo identificar precios futuros. A pesar de aquello, el análisis técnico permite cuantificar referencias para niveles de resistencia en el precio en torno a los US$4,05 y a los US$4,22 por libra, de mantenerse un impulso alcista como el que estamos observando. Adicionalmente, la cotización de US$4,0 por libra es otra barrera sicológica que sería crucial para el valor del metal”.

Consultado sobre si es posible definir un nuevo techo para el precio del cobre, Jorge Cantallopts señala que “es imposible anticiparlo; es más, si los analistas fuéramos capaces de consensuar una proyección de un nuevo techo esa misma capacidad lo rompería. Probablemente vamos a tener jornadas aun al alza que perfectamente podrían romper la barrera de los US$4, pero Chile y la minería en particular se guían por tendencias de largo plazo que si bien son elevadas, no son tan
altas como los niveles actuales 

Este viernes, el precio del cobre estuvo a punto de romper la barrera psicológica de los US$4 la libra.

El commodity cerró con un alza de 1,81% en la Bolsa de Metales de Londres (LME), en medio del optimismo que se vive a nivel global, respecto de un pronto control de la pandemia.

La principal exportación de Chile se transó en el mercado internacional en US$3,995 la libra, que se compara con los US$3,92 del pasado jueves. En lo que va de este año, el precio promedio del metal rojo ha sido de US$3,659 la libra.

Estos últimos días, el precio del cobre ha mostrado sucesivas alzas, lo que en visión de expertos como Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), y Eric Medel, analista de Mercado e Industria de la consultora Plusmining, tiene relación con el avance de los procesos de vacunación a nivel mundial, junto con el regreso de la economía China a mayores niveles de actividad tras el período de festividades del Año Nuevo Lunar, que este 2021 se acotó a un par de días, en contraste con las semanas de celebración de los años anteriores.

La minera australiana BHP –que en Chile opera Escondida, Spence y Cerro Colorado–, informó ayer “sólidos resultados financieros” durante el segundo semestre de 2020, potenciados por un robusto plan de contingencia desde el inicio de la pandemia.

 “Nuestra entrega continua de desempeño operativo confiable durante la mitad del año respaldó la producción récord de mineral de hierro de Australia Occidental y el rendimiento récord de la concentradora en Escondida”, dijo el CEO, Mike Henry, junto a la divulgación de los estados financieros para el período.

Ese rendimiento en Escondida “fue clave en nuestros resultados, así como un disciplinado control de costos, que contrarrestó el impacto de la caída del 4% en la ley de alimentación a plantas y el mayor costo que involucra el agua desalada. A ello se sumó la favorable evolución del precio del cobre, algo que no controlamos, pero que influyó positivamente en nuestros resultados”, señaló en tanto Rag Udd, presidente de Minerals Americas.

 Aun así, la compañía dijo que observa riesgos en la oferta de cobre tanto por los casos de Covid-19 en Chile, como “por rondas de negociaciones salariales en las minas del país que están programadas para el año calendario actual”.

Y dijo que ha estado monitoreando de cerca la crisis sanitaria, “con más de 100 medidas de control y prevención en todas sus operaciones, desplegando una estrategia robusta de testeo,
trazabilidad y aislamiento”.

En el contexto de la Ley de Eficiencia Energética- aprobada recientemente en el Congreso- el Instituto Nacional de Capacitación Profesional (Inacap), desarrolló un encuentro para abordar esta normativa con la presencia de autoridades y expertos.

 De acuerdo con el jefe de la División de Energías Sostenibles del Ministerio de Energía, Gabriel Prudencio, en los últimos diez años ya se ha estado avanzando en Chile en términos de eficiencia
energética. En cuanto a la nueva norma, “el proyecto ha sido aprobado en el Congreso tras más dos años de tramitación y está pronto a su promulgación y publicación en el Diario Oficial”, enfatizó.

En lo que respecta la nueva norma, Prudencio se refirió a una división en cuatro ejes, enfocados en los principales consumos de energía: institucionalidad de la eficiencia energética, mejorar gestión energética entre grandes consumidores del país, etiquetado energético, estándares de eficiencia para vehículos.

Mientras varios bancos de inversión han comenzado a debatir por un rally de largo plazo de los commodities, -entre ellos el cobre-, dando paso a un “superciclo”, el banco de inversión suizo, Julius Baer tiene otra visión.

“No estamos de acuerdo con la conversación sobre otro ‘superciclo’ ya que creemos que a largo plazo, el impacto negativo de la transición de China de un crecimiento impulsado por la inversión a un crecimiento impulsado por el consumo, compensará el impacto positivo de la aparición de tecnologías limpias”, dice un reporte de la firma.

Para Julius Baer el rally no se fundamenta en un aumento de la demanda a largo plazo, sino que a “la recuperación de la crisis del coronavirus”. Explica que “dado que la economía de China ya ha
alcanzado los niveles anteriores a la crisis, y que el país está listo para continuar su transición a un crecimiento impulsado por el consumo, la dinámica de la demanda en los mercados de metales debería suavizarse, tanto a corto plazo como a plazo más largo. El impacto debería sentirse con más fuerza en los mercados del mineral de hierro y acero”.

 El informe agrega que en el caso del aluminio y el cobre, debería compensar el impacto positivo de la aparición de tecnologías limpias como los vehículos eléctricos y las energías renovables. Por lo tanto, no habría una gran demanda a largo plazo para los metales industriales.

Teniendo esto en cuenta, “no creemos que el rally actual sea sostenible a largo plazo”, dice.

A exactos 11 meses de la detención de las labores que se desarrollaban en el proyecto Quebrada Blanca Fase II, a raíz de la pandemia, la compañía canadiense Teck informó ayer de nuevos niveles de sobrecostos asociados a la iniciativa ubicada en la Región de Tarapacá.

 Según explicó la compañía, estos montos reflejan el impacto de los retrasos por los meses que se paralizó la construcción, además del cumplimiento de las restricciones sanitarias, así como un efecto en la productividad debido a la implementación de protocolos sanitarios.

“Se espera que el impacto estimado, incluido los costos contabilizados y el espacio adicional para el campamento, sea de aproximadamente US$450 a US$500 millones, un aumento de aproximadamente US$50 millones frente a nuestra guía anterior”, reveló la minera en la entrega
de resultados al cuarto trimestre de 2020.

Todos los derechos reservados 2020 @Drs Ingeniería